La madurez forzada de Westbrook

*Nota: Artículo publicado originalmente por Álvaro Carretero en Planeta Deporte

Con 31 puntos, 10.3 asistencias y 9 rebotes ha saldado el base de Oklahoma un mes casi perfecto. No obstante, entre los dos últimos partidos necesitó levantar hasta un total de 70 tiros, saldando ambos con derrota.

El propio Westbrook, tras perder en la prórroga con Phoenix, admitió que tiraba demasiado:

“Honestamente, creo que estoy lanzando demasiado. Creo que debo hacer un mejor trabajo confiando más en mis compañeros. No digo que no confíe en ellos ahora, pero confiar en ellos independientemente de cómo vaya el partido, del tiempo, el marcador o la posesión. Solo encontrar una forma de confiar en ellos para dejarles tomar decisiones también”

¡Westbrook! ¡Él! Sí, ese hombre capaz de firmar antaño un 3/25 en tiros de campo y volver a casa tan ancho, al fin reconocía que esa dependencia en exclusiva de su aportación ofensiva no beneficia al equipo.

¿Quiere eso decir que haya que criticar a Russell? Ni mucho menos.

Él se ha echado a los Thunder sobre sus hombros y les ha devuelto a Playoff. Él está minimizando la baja de Kevin Durant mientras sus compañeros no dan un paso al frente. Y es él quien hace vivir y morir a su equipo.

Madurez forzada

La cabeza de Westbrook, a menudo, le ha jugado muy malas pasadas. Y no solo por sus tiranteces con la prensa o declaraciones pasadas de rosca, sino también en la pista.

Si tomamos de nuevo el ejemplo de Phoenix, Eric Bledsoe fulminó a Westbrook con una actuación mucho más eficiente. Mientras Russ firmó un paupérrimo 12/38 en tiros de campo (31.6%), 1/10 en triples incluido, el base de los Suns se fue hasta los 28 puntos con 11/16 en tiros de campo. Además, Russ falló el tiro del empate en la prórroga.

Pero está cambiando. Hasta ahora, vivir a la sombra de Durant, líder por antonomasia y ejecutor por decreto, le otorgaba cierta cancha y libertad a la hora de minimizar sus errores. La responsabilidad final siempre recaía en ese ser sobrenatural de brazos y talento infinito.

Pero sin él, a Westbrook le toca ser jugador franquicia, con todo lo que eso conlleva. Y vaya usted a saber si de aquí a 2016, cuando KD acaba contrato, no tendrá que estar preparado el bueno de Russell para ser oficialmente el primer espada.

Haciendo historia

Para evaluar hasta qué punto Westbrook ha arrasado durante el mes de febrero, hay que contextualizar sus números.

Para comenzar, ha logrado en 7 partidos consecutivos más de 20 puntos, 10 asistencias y 5 rebotes, hito que nadie lograba desde un tal Michael Jordan en la 88/89. Hasta 12 llegó a cosechar MJ.

Tampoco nadie había logrado la auténtica salvajada de terminar un mes con más de 30 puntos, 10 asistencias y 9 rebotes.

El precedente más cercano, en este caso, es el mítico Oscar Robertson, cuando en diciembre de 1965 terminó con 32.6 puntos, 10.5 asistencias y 8 rebotes.

Finalmente, alcanzar tres triples-dobles consecutivos, hasta ahora, solo ha estado a la altura de LeBron James, el mejor jugador del planeta. El Rey lo logró en marzo de 2009, aún en Cleveland.

De hecho, en los últimos 20 años, solo ellos dos, Jason Kidd y Grant Hill han podido conseguirlo.

Pero hay más, porque esta madrugada, ya en marzo, Russell Westbrook ha sumado su cuarto triple-doble consecutivo. Y lo ha hecho sumando 49 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias. Insano.

Desde Larry Bird, nadie había conseguido un triple-doble con esa anotación. De hecho, Larry también anotó 49 puntos.

Y los récords siguen. Solo Michael Jordan, Magic Johnson, Wilt Chamberlain, Oscar Robertson y Maurice Stokes han logrado cuatro triples-dobles seguidos.

Nombres, todos ellos, leyendas de la NBA. Pero a Westbrook, además, hay que atribuirle el mérito de hacerlo con máscara tras el golpe que su compañero André Roberson le dio involuntariamente. Westbrook tuvo que operarse el pómulo derecho.

Esa máscara de la que “Westbrook no elegirá el color… Por suerte para nosotros”, bromeaba Scott Brooks.

Otro dato histórico está en el uso ofensivo de Westbrook esta temporada. Hasta ahora, estaba siendo de un 36.6%, pero en los últimos 4 partidos ascendió al 40%.

Para que nos hagamos una idea, como decía Andrés Monje en su Twitter, Kobe Bryant, en la 05/06, tenía un uso del 38.4% para los Lakers.

De hecho, un histórico ex jugador NBA como Damon Stoudemire (base de Raptors, Blazers, Grizzlies y Spurs), se atrevió a comparar a Westbrook con una auténtica leyenda de la liga… ¡Allen Iverson!

“¡Russ está empezando a convertirse en una especie de AI pero atlético! Muy entretenido de ver. Compite cada jugada y es una locura su agresividad”

#LetRussBeRuss

Tom Haberstroh, analista de ESPN, redactó un completísimo artículo detallando por qué la temporada de Westbrook es la más dominante, ofensivamente, de la historia de la NBA. Haberstroh se salió de números y, usando estadística avanzada y analizando su impacto ofensivo en cada aspecto del juego, llegó a dicha conclusión matemática.

Como aperitivo, ya que es un contenido exclusivo para suscriptores de ESPN Insiders, su 29.2 de PER (Player Efficiency Rating), bate al de los considerados oficialmente 50 mejores jugadores de la historia. 45 de ellos ni tan siquiera llegaron jamás a alcanzar esos 29 puntos de PER en sus carreras.

La investigación de Haberstroh, además, cuenta con la ayuda de Benjamin Alamar, actual director del departamento analítico de ESPN, que trabajaba para los Thunder el año que draftearon a Westbrook. Así le define uno de sus máximos valedores:

“Con Durant en la pista, Westbrook es más eficaz siendo agresivo, metiéndose en la pintura y sacando faltas. Pero sin Durant, necesitan a Westbrook tanto como anotador, como director. Necesitan a ambos al máximo para tener éxito. Uno no necesariamente tapa al otro”

Y es que al final, como suele suceder, si quieres que un jugador te de el máximo rendimiento, no tienes más que dejarle hacer lo que sabe. Con límites, enseñándole, pero sin robar su identidad. Y Brooks ha tenido siempre el buen talante de respetar no solo a Russell, sino a todos sus jugadores.

Ahora, esa etiqueta tan de moda en las redes #LetRussBeRuss – “Deja a Russ ser Russ” – cobra fuerza y sentido. Él está madurando sin perder esa identidad como jugador. Más aún con la responsabilidad de tirar del equipo sin Durant.

¿MVP? Difícil con Curry, Harden y LeBron por delante. Pero entrará en las quinielas, ¿por qué no? Aquella mirada casi envidiosa que tantos chistes despertó cuando Durant recogió su título de MVP se ha tornado ahora en seriedad.

Entonces sus ojos, a la espalda de KD, parecían decir “algún día serás mío” al trofeo. Por esos momentos, por su actitud rebelde con la prensa, por cada acción que regala en la pista, buena o mala, es único. Por eso, #LetRussBeRuss

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s