Podcast Outsiders NBA 2×07 | The therapeutic cannabis

Cincuenta y ocho mil millones de dólares gastados anualmente por los Gobiernos de Estados Unidos. Más de un millón seiscientas mil personas detenidas por posesión de drogas solo el año pasado. Y casi setecientas mil fueron solo por la marihuana, no por drogas duras como la cocaína o la heroína, entre otras.

Y podemos seguir con el baile de cifras. El 47% de los arrestados y encarcelados en 2017 volvió a ser población latina o afroamericana. Y, por si fuera poco, un año más, Estados Unidos volvió a repetir como el país que más personas metió en la cárcel. Y para acabar de derribar un mito… Número de muertos por los efectos de otras drogas el año pasado: más de setenta mil. Muertos en la historia por los efectos directos de la marihuana: cero.

El debate sobre la legalización de la marihuana ha conquistado cada rincón de Estados Unidos. En 38 de sus 50 estados ya es legal con fines medicinales. Canadá aprobó su uso este mismo año. En Uruguay lleva años despenalizada. Y cada vez son más los países que comienzan a dar pequeños pasos hacia la legalización.

Si hablamos en clave NBA, 19 equipos se encuentran en ciudades donde su uso es legal. Pero la liga aún prohibe su consumo. Un reglamento anti-drogas que nació con la imperiosa necesidad de combatir los estragos de la cocaína. Porque según un estudio del New York Times, hasta un 75% de los jugadores consumía cocaína en la NBA hasta mediados de los 80. Todo bajo un contexto de especial sensibilización entre la sociedad americana, años antes de la muerte de Len Bias y del inicio de la llamada “guerra contra las drogas”.

Su uso recreativo aún es un debate marcado por el sensacionalismo en el que la desinformación campa a sus anchas. Los prejuicios y estigmas boicotean cualquier posibilidad de debate racional. Y los sectores más conservadores siguen imponiendo su listón ético y moral respecto a los límites de la libertad individual, intoxicando a la sociedad a golpe de ignorancia.

Pero en las últimas dos décadas se ha producido un avance extraordinario en lo que a su uso medicinal y terapéutico se refiere. Aunque, como ha sucedido a lo largo de la historia, siempre habrá quienes quemen a otros por demostrar que la Tierra es redonda. Todo por una campaña política que la ilegalizó e incluyó en su catálogo de drogas para financiar y justificar el disparatado aparato policial y carcelario. No obstante, la sociedad ha ido despertando de aquella mentira soñada. La ciencia ha otorgado un triunfo más a la razón. Y la filosofía tomará el testigo ahora que la sociedad está limpiando sus prejuicios.

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s